1 de maig de 2009

REPÚBLICA O MONARQUIA??






vosaltres trieu...

2 comentaris:

Pijus Magnificus ha dit...

Imperi.
Romá

Sinforosa ha dit...

Fue una fotografía muy desafortunada. No sé si se ha traído a colación aquí en plan burlesco o para reproducirla sin más. Supongo que lo primero, por la comparación con regímenes políticos que se hace. Bueno, bien están las bromas, ya que sólo son bromas.
En cualquier caso, copio y pego las palabras de un artículo de Pilar Rahola que salió por entonces. Señalo de él, al margen de cómo me caigan las fotografiadas, el hecho de que, teniendo probablemente un cerebro más notable que sus respectivos, se las relega en esta imagen al papel subordinado de culos-florero.
Creo que esto es una injusticia radical e intolerable.

"Quizás, después de hablar de la gran obra de Lorca, hablar de culos ilustres resulta una imperdonable frivolidad. Sin embargo, hice esta exótica vinculación cuando contemplé la famosa foto de los magníficos traseros de Carla Bruni y Letizia Ortiz en algunas portadas de periódicos. ¿Somos conscientes del poco tiempo que hace que las mujeres hemos conquistado nuestra emancipación?

Hace dos días y medio estábamos en el mundo de Bernarda (Alba), hace dos no podíamos votar, hace uno y medio no podíamos divorciarnos, y ayer mismo aún no teníamos una ley que castigara la violencia de género. El largo camino de siglos que la mujer ha recorrido hasta conseguir el derecho a decidir libremente ha culminado con leyes igualitarias, pero no se ha consolidado aún en el subconsciente social.

Estamos lejos de quebrar el paradigma cultural que nos secuestró en las cocinas de la historia y nos impidió protagonizarla. Bernarda Alba no es un mito lejano, es nuestra realidad cercana, nuestro territorio, nuestro ADN, y pensar que ello no está aún presente, es ser realmente muy ingenuo. Es cierto que tanto Letizia Ortiz como Carla Bruni son dos mujeres de su tiempo, brillantes, cultas, bellas, cuyo rol social han escogido sin complejos. O lo han asumido sin titubeos, que no es exactamente lo mismo. Lo cierto es que dos mujeres con personalidad, con el cerebro en su sitio y probablemente más notables que sus respectivos, se ven relegadas al rol clásico de mujer florero. Es una foto moderna, con trajes de Chanel y zapatos Manolo Blahnik, pero es un retrato antiguo, decimonónico, que nos aleja de un mundo donde la fuerza femenina ya no se sitúa en el trasero.

Si me permiten la grosería, esta foto es pura testosterona y si hace salivar a la mayoría de los hombres, escandaliza a la mayoría de las mujeres. ¿Realmente es necesario que Letizia y Carla queden relegadas a este papel subordinado, cuyo máximo brillo es el brillo de sus nalgas? ¿No habíamos descubierto con Cherie Blair y con Hillary Clinton que las primeras damas tenían cerebro? Hace años Joaquín Sabina compuso una bella canción cuyo estribillo decía "siempre tuvo la frente muy alta / la lengua muy larga / y la falda muy corta". Pero zas. Se convirtieron en primeras damas, y sólo les quedó la falda corta."
(Pilar Rahola, "Culos Ilustres",La Vanguardia, 3-5-2009)